Imprimir esta página
Sábado, 17 Septiembre 2011 13:07

"Quesucos de Liébana" (D.O.P)

Por 
Valora este artículo
(89 votos)
Quesucos de Liébana Quesucos de Liébana Vía: Alimentos de Cantabria

La esencia pastoril de los Picos de Europa en formato bolsillo, imposible resistirse a su menudo encanto, los pequeñucus quesos del corazón de la Liébana, sus “quesucos”. Tan variados y con sutiles diferencias marca de sus productores que ganas dan de coleccionarlos, pero invitan a degustarlos en cualquier ocasión. Desde los pastos por los puertos de Áliva hasta el modelado en las manos de los maestros queseros, puro Picos de Europa, ¡ merienda un Parque Natural ¡!.

Hoy gozan de la protección de su Denominación de Origen Protegida (D.O.P) que asegura la garantía de procedencia y marchamo de calidad. Para comprarlos por pares; Uno para ti y otro para regalar. Una monada gastronómica deliciosa.

La zona de producción de los “Quesucos de Liébana" comprende los términos municipales de la comarca de Liébana: Potes, Pesaguero, Cabezón de Liébana, Camaleño, Cillorigo de Liébana, Tresviso, Vega de Liébana, y el Ayuntamiento de Peñarrubia.

Características:

Elaborados con mezcla de leche de vaca (Tudanca, Pardo-Alpina y Frisona), oveja (lacha) y cabra (pirenáica y Cabra de Picos de Europa).

La forma es cilíndrica o discoidal, plana e irregular, de tamaño pequeño y su peso oscila entre los 400 y 600 grs. Corteza: fina, algo rugosa, enmohecida de color amarillo claro a gris oscuro. En los ahumados amarillo naranja-marronáceo. El color de la pasta es claro, de blanco a amarillo pajizo, con algunos ojos distribuidos con irregularidad, cuando se ahuma toman un tono algo más oscuro. La pasta es ligeramente elástica en los más frescos y firme y compacta en los más curados. De sabor suave pero franco, algo láctico amargo, mantecoso y persistente.

Grasa: mínimo 45% sobre extracto seco (queso graso).

Elaboración:

Se elaboran con leche cruda o pasterizada de vaca, cabra u oveja o con mezcla de los dos o tres tipos de leche mencionados. La coagulación se efectúa con cuajo de origen animal a una temperatura de entre 28 y 32ºC durante un mínimo de 45 minutos.

Obtenida la cuajada se efectúa el corte hasta obtener granos de tamaño de un guisante. A continuación se introduce en moldes donde prosigue el desuerado.

Cada quesuco se sala de forma manual con sal seca en proporción del 2 al 3% de su peso. La maduración varía entre uno y dos meses. En ocasiones los quesucos son ahumados confiriéndoles el humo unas características organolépticas especiales.

Fuente: Alimentos de Cantabria.

Visto 3767 veces
TourCantabria

Redactor/Editor de Tourcantabria.com

Sitio Web: www.tourcantabria.com

Lo último de TourCantabria

Artículos relacionados (por etiqueta)

1 comentario

Inicia sesión para enviar comentarios