Inicio Tourcantabria.com
Lunes, 19 Septiembre 2011 20:49

GOLF Turismo & MedioAmbiente

Por 
Valora este artículo
(88 votos)
Campo de Golf de Nestares (Campoo) Campo de Golf de Nestares (Campoo) Vía:Cantur

Nos parece interesante y por ello reproducimos las opiniones de Emilio Flor, Dtor. Gral. de MedioAmbiente de Cantabria acerca de las connotaciones del Turismo de Golf y sus relaciones con el MedioAmbiente, con motivo de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria 2011. Un tema controvertido que esperamos que este artículo ayude a comprender:

[Es un apasionado del golf “y todavía más del medio ambiente”. Desde 1984 trabaja en el Gobierno de Cantabria responsabilizándose de temas ambientales, lo que le ha permitido, entre otros aspectos, “vivir de cerca las vicisitudes que algunos proyectos de golf han tenido en este ámbito dentro de la región”. En la actualidad y desde fechas recientes ocupa el cargo de director general de Medio Ambiente, lo que le permite plantear “cómo puede ser mejorada la gestión ambiental de la comunidad autónoma”. Emilio Flor ha participado en el curso de verano “La industria del golf: una oportunidad de desarrollo socioeconómico para Cantabria”. Durante su ponencia el geólogo ha explicado que como industria el golf no sólo se encuentra ligado al sector turístico, de importancia “trascendental” tanto a nivel regional como estatal si se tiene en cuenta que más del 70% del Producto Interior Bruto se encuentra ligado al sector servicios, “que tiene un componente turístico muy importante”.

El experto ha expuesto que el golf también guarda una relación directa con el sector primario. “De alguna manera un campo de golf es una explotación agrícola de tipo industrial porque tiene una dedicación y una sofisticación de su manejo que requieren de una especialización y de unas infraestructuras para sacarlo adelante”. A este respecto el especialista ha aclarado que no todas las explotaciones son productoras de alimentos pero sí son creadoras de empleos, como ocurre con los viveros forestales, los cultivos de flores o los propios campos de golf. Estos últimos ocupan, de media, entre 45 y 50 hectáreas de terreno, pero “hacen un uso consuntivo de él, no consumen el espacio que ocupan”. Además, permiten la convivencia con otro tipo de ecosistemas que “muchas veces ven incrementada su funcionalidad por la propia existencia” de esta instalación. En múltiples ocasiones se pueden avistar con más frecuencia que en otros lugares ejemplares de fauna autóctonos, como zorros, nutrias y aves diversas. En este sentido, Flor señala que “la presión a la que está sometida la fauna es ridícula”. Como ejemplo modélico de la simbiosis entre el medio natural y el campo de golf ha destacado al campo de Santa Marina (La Revilla).

Por motivos como los arriba expuestos el director general de Medio Ambiente ha indicado que el tema del “golf y del medio ambiente ha sido tradicionalmente muy manipulado”. En primer lugar, porque “muy frecuentemente el golf ha sido exclusivamente la tapadera de algunas otras actitudes empresariales que no necesariamente estaban relacionadas con el golf. Cuando se pretende vender como una operación de golf un campo de 18 hoyos y cuatro mil viviendas y dos hoteles, realmente eso no es estrictamente una operación de golf, es una operación urbanística con un campo de golf como reclamo, es una guinda en el pastel”. En esta línea, ha calificado de “desproporcionado” lo que ha ocurrido en diferentes zonas de España, donde el campo de golf servía de “señuelo” para realizar sobreexplotaciones urbanísticas. Esto “ha dado una mala imagen y una mala reputación a las instalaciones de golf”. Con todo, Flor recalca que puede existir desarrollo urbanístico alrededor de un campo de golf, pero siempre que se realice dentro los parámetros establecidos legalmente y con unas dimensiones adecuadas al entorno en el que se encuentra. Además, ha recordado que la construcción de nuevas edificaciones también puede realizarse aprovechando los núcleos ya existentes, lo que también permitiría aprovechar los servicios generales ya establecidos (accesos por carretera, vialidad, recogida de basuras…). Por último, Flor ha recordado que también existen campos de golf planteados desde un punto de vista exclusivamente deportivo. Entre ellos, ha reseñado el de Nestáres o el de La Junquera, que no persiguen otro tipo de actividad que la “puramente golfística”.]

(*) En Oct 2012 Emilio Flor fué sustituído como Dtor. Gral de MedioAmbiente del Gob. de Cantabria por David Redondo.

Fuente: Cursos de Verano Univ.de Cantabria

 

Visto 2518 veces
TourCantabria

Redactor/Editor de Tourcantabria.com

Sitio Web: www.tourcantabria.com

2 comentarios

  • Enlace al Comentario TourCantabria Martes, 04 Octubre 2011 12:32 publicado por TourCantabria

    Muchas gracias por tu comentario Pedro, sí es un tema que merece debate,diálogo y opiniones para que se diseñe, gestione y practique lo más integrado en el medioambiente posible.

  • Enlace al Comentario Pedro Gómez Sábado, 24 Septiembre 2011 18:30 publicado por Pedro Gómez

    Bueno, si, de acuerdo en la parte negativa, pero yo que descubrí el golf cerca de mi jubilación, asisto a practicar este deporte con un grupo de amigos y me da la vida. Además de ocupar mis horas, pongo en práctica muchos valores que estaban algo olvidados. Con lo cual me siento muy satisfecho y feliz.
    Gente egoísta la hay en muchos sectores.
    Desde aquí, doy mi voto de apoyo al deporte del golf.

Inicia sesión para enviar comentarios