Inicio Tourcantabria.com
Jueves, 02 Enero 2015 10:11

Plate Culture, p2p culinario

Por 
Valora este artículo
(141 votos)
Comida local compartida Comida local compartida Photo vía; Plate Culture

Las modalidades de economía tipo "peer to peer" (P2P), o de "usuario a usuario" están transformando vertiginosamente toda la cadena de valor en Turismo. Surgen por doquier en los segmentos de reserva de viajes, transporte, alojamiento, las experiencias en Destino y también en la gastronomía. En este último y, vital, aspecto para el visitante, se le ofrece ya, Plate Culture. Un servicio que se anuncia como nexo entre los anfitriones culinarios y los viajeros ávidos de cocina auténtica local.

Se vende como experiencia para comer en la casa particular de cualquiera que se oferte e incluso coincidir a la mesa con otros desconocidos viajeros atraídos por la comida casera.

La gastronomía como autenticidad de la Cultura popular y conocer gente; este es el producto de Plate Culture, que, por el momento, se centra en Asia desde su sede malaya. Y seguro que tiene éxito entre los espontáneos cocineros a los que el portal dice ayudar a satisfacer su inquietud vocacional de chef amateurs y que, en la mayoría de ocasiones, supongo, se nutrirá de las necesidades de familias por completar o acceder a una renta proporcionada por los turistas.

Otro negocio foodie bajo la coletilla de “economía colaborativa ” que genera gran debate mientras, entre el desconcierto de la industria, tratamos los profesionales de etiquetar como progreso o competencia desleal. Y no es fácil generalizar, sobre todo porque las administraciones públicas, apenas han comenzado a estudiar el encuadre legal, cuando las modalidades del Turismo Compartido mutan y se internacionalizan a ritmo exponencial.

En mi opinión, aunque sin duda el filtro de la Profesionalización puede ser una criba válida, entre que llega (si fuese socialmente pertinente) el marco legal, deberíamos fijarnos en lo fundamental para la industria del turismo; procurar la satisfacción del cliente desde la calidad. Desde este prisma, analizando el ejemplo culinario que nos ocupa; ¿Cuáles son las garantías sanitarias o en alérgenos de la comida que se dispensa?, por citar un estándar de calidad básico. Seguro que me encantaría probar un murciélago churruscante, pero prefiero que se analice una muestra antes (como hacen en Cantabria con el jabalí para descartar que porte la triquinosis) y que no me toque ingerir el quiróptero con ébola.

Poca seguridad al respecto, lo cual contrasta con los profusos Términos y Condiciones comerciales impuestas por la “empresa” que ofrece su plataforma a las partes prestataria y usuaria, entre las que destaca un  “colaborativo” 20 % de comisión por reserva.

Un apasionante momento digital el que vivimos en la industria turística que nos exige a los profesionales atención y aprendizaje instantáneo para discernir la innovación exitosa (que merece bienvenida, e incorporarla si somos capaces), defendernos de intromisiones ilegales (sin esperar a la burocracia), y admitir generosamente que en nuestro mundo de hospitalidad, la sociedad de los clientes tendrá razón con sus preferencias.

Visto 1404 veces
TourCantabria

Redactor/Editor de Tourcantabria.com

Sitio Web: www.tourcantabria.com
Inicia sesión para enviar comentarios